dia mundial salud mental 2016

Hoy, 10 de octubre, es el Día Mundial de la Salud Mental, y el lema elegido es:

“SOY COMO TÚ, AUNQUE AÚN NO LO SEPAS”

Porque todavía queda mucho camino por recorrer, y en nuestra mano está hacer que la integración e inclusión de cualquier persona que tenga una enfermedad mental, sea más fácil.

Estigmas y rechazos

Tras tantos años de lucha desde las Asociaciones y profesionales sanitarios que trabajan en el ámbito de la Salud Mental, parece mentira que todavía se sienta rechazo al escuchar las palabras “trastorno” o “enfermedad mental”. Que se piense en locura, en violencia, descontrol, peligro, manicomios… Los mitos, estigmas y la falta de información real sobre Salud Mental, ayudan a mantener dicho rechazo en la sociedad.

Resulta curioso, ya que sabemos que tiene gran incidencia en la población: 1 de 4 personas sufrirá en algún momento de su vida una enfermedad mental, incluyendo la ansiedad o depresión.

Si echamos la vista atrás, está claro que hemos avanzado. Las personas con una enfermedad mental ya no son torturadas o abandonadas a su suerte. Pero tampoco se puede decir que estén integradas en la sociedad o, en general, que tengan una vida plena.

La situación actual en Salud Mental

Actualmente, el modelo de Salud Mental que predomina en España, en resumen, es el siguiente:

Si una persona con un brote psicótico por ejemplo, es ingresada en el hospital, se le pone una etiqueta (diagnóstico por ejemplo esquizofrenia paranoide).

En el alta o se manda para su casa con un tratamiento que asusta y con poca información (sin olvidarnos de mencionar las palabras grave, crónico y deterioro) o puede tener la opción de ir a un Centro de Rehabilitación.

En el Centro de Rehabilitación, en el mejor de los casos contará con un buen equipo de profesionales. Pero saturados y desbordados. Y donde sigue predominando la idea y el trabajo desde un punto de vista paliativo para enfermedades crónicas y pacientes pasivos. En definitiva, que se tomen su medicación y no molesten.

Tras leer esto que no se me ofenda nadie. No estoy diciendo que en los Centros de Rehabilitación se trate mal a las personas con enfermedad mental. Pero todavía queda muchísimo por hacer, y los profesionales necesitan más recursos para poder ayudarles como es necesario.

Soy como tú, aunque no lo sepas

El lema de este año me parece muy acertado, pues precisamente lo que más reclaman las personas con enfermedad mental y sus familiares, es poder vivir una vida lo más plena posible, igual que tú e igual que yo.

Jóvenes (y no tan jóvenes) que pasan su vida en ingreso tras ingreso, probando medicaciones y estancias en centros de rehabilitación. Días monótonos, de «no puedes esto», «no puedes lo otro», «estás enfermo», «no sirves», «nunca podrás llegar a»… frustración, desesperanza.  Y con reflexiones como cualquier otro joven sin enfermedad mental:

“Yo solamente quiero ser feliz, me gustaría salir, conocer a alguien, que me quieran. ¿Sabes que nunca he estado con una chica? ¿Cuándo podré hacer vida normal? No quiero pasarme así el resto de mi vida”

 

Por un nuevo modelo de Salud Mental

Mi queja y mis reivindicaciones hoy, se suman a las de muchos compañeros profesionales de la Salud Mental: por un nuevo modelo de Salud Mental en el que los pacientes pasen a ser personas activas en su tratamiento. Dejando a un lado la cronicidad, con menos medicación y más recursos personales. Es un camino más difícil, sí, pero a la larga ofrece mejores resultados en cuanto a integración.

Existen opciones, válidas y contrastadas que ofrecen una mayor calidad de vida a las personas con enfermedad mental, como por ejemplo:

  • el tratamiento asertivo comunitario
  • el modelo finlandés de diálogo abierto
  • el modelo sueco de la Fundación de Cuidado Familiar en Gotemburgo.

 

Ojalá algún día nuestro modelo de Salud Mental tenga más en cuenta este tipo de tratamientos en los que lo que de verdad predomina es el bienestar de la persona y su recuperación, no un listado de síntomas y cócteles de pastillas.

Si queréis conocer más sobre estos modelos alternativos de Salud Mental, podéis echarle un vistazo a los siguientes documentales:

 

  • «Diálogo abierto», documental sobre el Proyecto Diálogo Abierto en Laponia Occidental. Un programa que está obteniendo los mejores resultados en el mundo desarrollado para el tratamiento de primer episodios psicóticos. Con aproximadamente una tasa de 85% de recuperación completa, la mayoría sin medicación.

 

 

  • «Curando en casa»: documental sobre la recuperación de la psicosis sin la utilización de medicación. Una exploración en profundidad de la Fundación Cuidado Familiar. Organización sueca que coloca a las personas a quienes la psiquiatría tradicional les ha fallado, en familias, muchas de las cuales son familias granjeras, como punto de partida para una nueva vida.

 

 

  • «Desconectados», un ejemplo del tratamiento asertivo comunitario en Avilés.

 

 

Y recuerda, está en tu mano ayudar en la integración de cualquier persona con enfermedad mental. 

Deja una respuesta